LA NIÑEZ DE LAS MANGUERAS (04 Agosto 2020)

LA NIÑEZ DE LAS MANGUERAS (04 AGOSTO 2020)

Hallé otra vez la libertad del agua,

su frescor reforzado en el paisaje

de la altiva montaña del verano,

(fina humedad, como un visillo al viento,

un arcoíris de calima al frente).

Y entonces la niñez, su juego antiguo

en la temperatura desbordada,

se coló por los surcos de las gotas,

como en aquella infancia desprovista

de caprichos ajenos y costosos,

(los chiquillos batidos en la flama

agresiva del basto sol de Julio).

Siento el acuoso canto de los grifos

que entonces bosquejaba fantasías

y planes al alcance de los pobres,

(los mitos de la playa tan distantes

como un sueño de vaho, piel de trébol

en la ruin lotería del reparto).

¡Qué agua tan hermosa y esperada

en aquellas carencias indomables!

¡Cuánta felicidad en la escasez

y en la magia infantil del vidrio vivo,

a pesar del vacío de las huchas

y de la frustración de los mayores,

sudando el equilibrio de su esfuerzo,

mas sin su recompensa de justicia!

¡Cuánta alegría gratis en el patio

que iba oleando a ritmo de manguera,

los bañadores raídos de los niños

al libre chorro de las vacaciones

y el barrio inmerso en la agreste canícula!

Equivocaciones (03 Agosto 2020)

Equivocaciones (03 Agosto 2020)

Estribillo 1:

Ya, ya ,ya , ahora da igual,

Ya ,ya, ahora da igual.

Nada va a cambiar.

Estribillo 2:

Caminos de arena,

Miro hacia atrás,

Mi alma en un hatillo

Que se sale al andar.

Un itinerario

De lluvia en el mar.

Equivocaciones,

Cicatrices de sal.

Estribillo 1:

Ya, ya….

Recuerdo el día en que decidí

Lanzarme por el cañón

De un triste precipicio que

No tenía solución.

Con las entrañas muy abiertas, tan

Pesadas como el metal

En una dura rendición

De entrega incondicional.

Estribillo 2:

Caminos de arena

Miro hacia atrás

Mi alma en un hatillo

Que se sale al andar.

Un itinerario

De lluvia en el mar.

Equivocaciones,

Cicatrices de sal.

Estribillo 1:

Ya, ya , ya, ahora da igual…

Las decisiones del atardecer

Cayeron sobre el reloj

Como alguna condena que

Se incrusta en el corazón.

Con la cordura fuera de lugar

Ya no quedaba la opción

Para poder multiplicar

Las fuentes de la ilusión.

Estribillo 2:

Caminos de arena…

Son tantos años de memoria que

Se me atraganta el pensar

Que he malgastado en un error

Mi sola oportunidad.

Este es un juego tan perturbador,

Sofisticado y cruel,

Que sólo te permitirá

Tirar el dado una vez

Estribillo 2:

Caminos de arena,

Miro hacia atrás,

Mi alma en un hatillo

Que se sale al andar.

Un itinerario

De lluvia en el mar.

Equivocaciones,

Cicatrices de sal.