PEQUEÑO DIÁLOGO TEATRAL: ¿QUÉ ES LA ALEGRÍA? (Noviembre 2017)

BODEGAS B (2)

 

PEQUEÑO DIÁLOGO TEATRAL: ¿QUÉ ES LA ALEGRÍA?  (22 NOVIEMBRE 2017)

 

EN UN MOMENTO DE AZAR

CON LA MENTE EN OTRA VIDA,

ESCUCHÉ DE REFILÓN,

BRILLANDO EN UNA PELÍCULA

COMO UN ESTREMICIMIENTO,

UNA PREGUNTA SENCILLA.

BROTÓ DE PRONTO, SIN MÁS:

“QUÉ ES PARA TI LA ALEGRÍA?”

EL PERSONAJE QUEDÓ

CON LA MIRADA PERDIDA,

BUSCANDO EN LOS ENTRESIJOS

DE SU SER LA MÁS PRECISA

DE LAS POSIBLES RESPUESTAS.

“LA SIENTO AL BAILAR”, DECÍA,

PUES EN SU UNIVERSO INGRÁVIDO

LA DANZA ORBITABA EXPLÍCITA.

SU RAUDA DEFINICIÓN

ASOMBRÓ MI ALMA, INDECISA

AL NO SABER CONTESTAR

CON CERTEZA REPENTINA

A ESA CUESTIÓN, TAN CRUCIAL

NECESARIA, VITALISTA,

FUEGO PRENDIENDO LA SANGRE,

A LAS ENTRAÑAS COSIDA.

Y TRAS UN INSTANTE OPACO

BUSCANDO A OSCURAS LA PISTA,

ME ARROLLÓ COMO UNA LUZ

UNA RESPUESTA CONCISA:

“PONERME FIRME Y DE PIE,

SIN DOLOR EN LAS RODILLAS,

ANDAR POR LA CALLE AL SOL,

SIN UN AHOGO EN LA PRISA,

CON EL AIRE RECOGIDO

EN LA RESPIRACIÓN LIMPIA,

DESCUBRIRME EN LA MAÑANA

DESCORRIENDO, ENTERA, EL DÍA,

CON LOS HUESOS EN SILENCIO

Y CON LA CARNE TRANQUILA:

DAR OTRO PASO Y SENTIRLO,

SENCILLAMENTE, ESTAR VIVA,

SIN EL ACOSO IMPASIBLE

DE LA EDAD, VIL ENEMIGA,

QUE VA DERRAMANDO OCASOS

EN SUS BATALLAS FURTIVAS.

ESAS PEQUEÑAS VICTORIAS

SON PARA MÍ LA ALEGRÍA”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ÁNGELES DEL EDÉN ENGAÑOSO (Noviembre 2017)

ÁNGELES DEL EDÉN ENGAÑOSO  (NOVIEMBRE 2017)

 

CUANDO LOS ÁNGELES, CIEGOS Y BLANCOS,

SALIERON DE LOS TALLOS ESTELARES,

CREÍAN EN EL SOL DEL PARAÍSO,

Y EN LA INOCENCIA CÁLIDA DEL ALBA.

 

SOÑABAN CON MIL PIEZAS Y SU ENCAJE

EN UN ATLAS CORDIALMENTE PERFECTO;

LAS ALMAS ERAN AGUA DE LA NIEVE,

Y NO CABÍA EL MAL NI LA MENTIRA.

 

PERO BAJÓ LA PIEDRA DE LA NOCHE

CONDENANDO LA PIEL DE LAS SONRISAS,

TIÑENDO CON SU MEZQUINDAD OSCURA

LAS AGRIAS HUIDAS DE LOS EGOÍSMOS.

 

ASÍ SUS ALAS ARDIERON, EXPUESTAS

AL FUEGO DEL ENGAÑO Y EL DESDÉN,

AL OLVIDO VORAZ, PREMEDITADO,

Y AL HEDOR CENAGOSO DEL SUBSUELO.

 

TUVIERON QUE QUEDARSE CON EL LODO,

LA AGÓNICA ESTRECHEZ DE LO FINITO:

SE VIERON EN EL TRANCE SOBREHUMANO

DE CONTAR LOS MINUTOS MUY DEPRISA,

Y DE ENFRENTARSE A ALGÚN SOLSTICIO GRAVE,

DONDE MIRAR, TAN SOLOS, A LA MUERTE.

PEQUEÑAS REFLEXIONES EN PROSA SIMPLE: LO QUE NOS DAN LOS ANIMALES (Noviembre 2017)

 

PEQUEÑAS REFLEXIONES EN PROSA SIMPLE: LO QUE NOS DAN LOS ANIMALES (Noviembre 2017)

 

Uno de los placeres sencillos que más bienestar nos produce a las personas es el simple hecho de acariciar a los animales, y es así especialmente por la maravillosa respuesta que obtenemos de ellos, a saber, una satisfacción desde la raíz más pura, desnuda de cualquier tipo de interés, (que tanto nos define a los humanos), valiosa en sí misma, por el sentimiento que emana, y no por recompensas posteriores ajenas al afecto en sí.

Ellos sienten una felicidad sin dobleces, nítida y brillante, que expresan al exterior sin posibilidad de interpretaciones ambiguas, y de manera inmediata, tal cual notan el estímulo del cariño, en una entrega absoluta y rendida al amor, sin más ingredientes que su entusiasmo más sincero.

Yo he llegado tarde a esta experiencia tan beneficiosa y transparente, porque mis padres, en su celo exacerbado por mi protección contra todo daño externo que pudiera acecharme, intentaron alejarme de mi inclinación natural al juego con los animales, inculcando en mi mente blanda, como la arcilla por moldear, unos terrores excesivos y un tanto irracionales hacia el contacto con otros seres vivos que no fueran humanos, y por supuesto, conocidos.

Quizás por eso, al alcanzar esta fase de intercambio afectivo con la palpitante inocencia de los animales, tras superar los miedos sembrados en la infancia, sin malicia, por mi familia, vivo este hecho con la intensidad de la madurez, y a la vez, con el gozo sincero de mi fondo humano: ahora, por eso mismo, no puedo parar. Parece mentira que un gesto tan pequeño pueda reconfortar tanto en ambas direcciones.Nena B