AVENIDA REINA MERCEDES (Abril 2019)

AVENIDA REINA MERCEDES (Abril 2019)

 

Los años de fulgor estudiantil,

los de la juventud más añorada,

han quedado engullidos para siempre

en los muebles perdidos de esa casa.

 

Se han dormido, clavados en los techos,

en las paredes ácidas de ayer,

se han lanzado al mar de los olvidos,

como las duras grietas de mi piel.

 

Hay virutas y lluvia en los rincones

donde asoma un reguero de memoria:

Los setenta en su ritmo embravecido,

yo a hombros de una espuma caprichosa.

 

Nada devolverá la blanca imagen

del balcón arropándome en mis sueños.

La puerta se ha cerrado como el calcio

quebrado por los mapas de mis huesos.

 

No es que no haya dolor en las alcobas,

ni en la sala minúscula y oscura,

noches de sinvivir, extraños huecos

de enfermedad y muerte negra y brusca.

 

Mas la nostalgia sabe hallar momentos

entre las hojas que ya amarillean,

y me hacen suspirar por esa casa

donde creció hacia arriba mi inocencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s