TAJOGAITE (12 diciembre 2021)

Volcán de la Palma, en directo: última hora sobre la erupción en Cumbre  Vieja | Las coladas del sur de La Laguna avanzan hacia el mar con un  "enorme aporte de energía" |

TAJOGAITE (12 Diciembre 2021)

                               (I)

Ardiente sangre corre por las venas

de fuego cegador y repentino:

arrasa, inevitable, con la historia,

la gente, los caminos, los detalles

del pan de cada día, de las casas,

del antiguo descanso recogido

en la rutina de los cementerios,

donde las tradiciones se cobijan

y las familias respetan sus nombres.

La negra sepultura de ceniza

cubre potente, recia, sin piedad,

el paciente legado de los pueblos,

la herencia humana, años y trabajo,

sueños, afanes, todos los recuerdos,

el contorno seguro del hogar,

los sudores perdidos de las manos…

                               (II)

Gritó la boca rugidos de piedra,

furia de humo desde el vientre airado,

su vómito de rabia desde el núcleo

quebraba el eje de los equilibrios,

temblores graves, cólera y azufre,

cambiaron para siempre la silueta

esculpida en los siglos de los mapas.

Lenguas impredecibles, alevosas,

marchaban en viscosa formación,

ejército cruel, contra el bullicio

sano de las costumbres cotidianas,

borrando con su fuerza fulminante

la certeza vital de la esperanza.

                               (III)

Yo estuve allí, aún con el silencio

de la tierra tendida en el océano,

cuando la paz cuajaba en las mañanas

en una predicción inamovible.

Yo me llevé en el alma su paisaje,

me quedé con la vista suspendida

en una heterogénea placidez,

una belleza intensa, grácil, verde,

negra y azul, un surtido de mundos,

un muestrario plagado de universos,

desde las plataneras al basalto,

desde el quieto turquesa a las aristas

que cortaban las plantas de los pies,

rocas curtidas en viejas batallas,

desde la lluvia eterna en los helechos

hasta la playa salvaje y caliente,

en la fertilidad del arcoíris,

un paraíso entero que evocar…

Ahora las imágenes se han ido

para quedar ancladas en las fotos,

sin más repetición que la añoranza

y la fragilidad de la memoria.

El panorama es otro, otra verdad,

otro boceto de cartografía,

pero siempre en señal de la raíz,

los colores primarios de su esencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s