NADA HAY MÁS CIERTO (Octubre 2018)

 

20181022_121320

NADA HAY MÁS CIERTO (OCTUBRE 2018)

 

Nada hay más cierto que tú,

y sin embargo, hasta ahora,

no he tenido la certeza

de las líneas de tu boca,

ni del hielo atrincherado

justo al lado de mi sombra,

asomando los colmillos

tras una mueca de sorna,

desnudo el escalofrío

de toda misericordia,

con la zarpa traicionera

en medio de la edad rota.

 

Recuerdo cuando tan sólo

eras una idea blanca,

algo escrito, algún dibujo

de vapor en la distancia,

un lugar para la pena

de poesía temprana,

la silueta diluida

de alguna figura extraña,

algo que, como de lejos,

en otras ramas posaba

su pesadilla espinosa,

mientras yo, desde la playa,

sólo conocía el eco

remoto de la montaña.

¡Qué poco entienden los niños

del fondo de las palabras!

 

Pero ahora, cada instante

es una llave oxidada

para las puertas de humo

a la espera de que abran,

siempre la duda en la noche

que no sabe si mañana

saludará el ajetreo

del día tras la ventana.

Y me gritan las rodillas,

y se me anuda la espalda,

y se encoge desvalido

el hueco de la garganta,

porque sé que andas rondando

las estrellas de mi cama,

y te tengo tanto miedo

que se me mojan las alas:

En el barrizal del bosque,

oculta entre la hojarasca,

he creído vislumbrar

el contorno de una cara,

tras el zumbido ligero

que modulan las pestañas

de un acechar clandestino,

que, muy despacio, me llama.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s