A Esperanza

A ESPERANZA

Su risa es un océano en agosto,

la playa abierta como el mediodía,

me demuestra el principio de la tierra,

la perfecta simpleza de la vida.

 

Cuando me mira, me buscan los pájaros

que creen en el cielo y su verdad:

Me deslumbra la voz de la inocencia,

y descubro mi imagen en el mar.

 

Me veo antes de mí, sin una sombra,

en el antiguo núcleo de la sangre,

me lleva hasta el olvido de los nombres,

hacia atrás, los espejos de la tarde.

 

No existen diccionarios que se acerquen

al alegre jazmín que en su alma habita;

ella es la explicación del universo,

la razón de mi carne, lección viva.

 

En ella se repiten mis arterias,

en ella están mis ojos de hace tiempo,

remotas fuentes del sol recogidas,

la arena de los dioses en los dedos.

 

Año 2012

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s